Las agujetas (mialgia diferida)

13:00

Quienes hacéis ejercicio físico de manera regular a una intensidad suficiente, seguramente sabéis bien distinguir qué son las agujetas.


Pero, ¿cómo se producen?


Las agujetas (nombre médico, mialgia diferida) es el nombre coloquial de un dolor muscular llamado dolor muscular de aparición tardía (DMAT) o dolor muscular postesfuerzo de aparición tardía (DOMPAT), en inglés DOMS (delayed onset muscular soreness) acompañado de una inflamación muscular.

Las agujetas, son microroturas en las fibras musculares, producidas porque hemos entrenado a suficiente intensidad como para superar nuestro umbral y provocar dicha rotura. Para cada persona ese umbral es diferente, y viene dado por su nivel de condición física. Para alguien poco acondicionado unas simples sentadillas pueden provocar días de agujetas, mientras que para un culturista suele ser difícil alcanzar unas "buenas agujetas".

Seguramente hayáis vivido con la convicción de que se quitaban bebiendo agua con azúcar, haciendo el mismo entrenamiento, aplicándo no se qué crema...
Bien, pues no. Las agujetas no se quitan, sólo se alivian.

Ya se sabe científicamente que las agujetas son microroturas en las fibras musculares, y como roturas lo único que necesitan es tiempo para cicatrizar. No son la cristalización del lactato residual como se solía pensar, o lesiones provocadas por aumento e temperatura. Desde el momento en que se producen esas microroturas se desencadenan en el cuerpo una serie de mecanismos fisiológicos encaminados a superar esa lesión. Como resultado, se dará el mecanismo de supercompensación, que provocará que tras esas agujetas, la parte sometida a ese estrés sea más fuerte que en el momento de producirse. Es decir, grosso modo, si haciendo curl de biceps rompemos "x" fibras musculares, tras la completa recuperación, nuestro biceps poseerá "x + n" fibras. Y esa una de las bases del entrenamiento deportivo, lo cual trataremos más detenidamente en posteriores actualizaciones.

Las agujetas suelen durar entren 24-72 horas, y lo único que puede acelerar dicha cicatrización (y que duren menos, no que desaparezcan) es:

  • Una correcta alimentación: suplementos nutricionales tales como las isoflavonas (como pueden ser las isoflavonas de soja) y algunos aceites procedentes de pescados que se han mostrado eficaces en el tratamiento.
  • Terapias físicas / fisioterapias: diversas modalidades de masaje, ejercicios físicos específicos, crioterapia, ultrasonidos e incluso estimulación eléctrica.
  • Descanso: obvio, pero muchas veces ignorado. Un buen descanso, preferiblemente activo, hará que los procesos fisiológicos de recuperación se aceleren gracias a la limpieza de los productos ese deshecho. 
  • Antiinflamatorios no esteroideos.

Eso si, las agujetas siempre son muestra de un trabajo que nos ha llevado por encima de nuestro límite, y por tanto son buen indicador del esfuerzo realizado.
Esperamos que os sirva esta información, y que la próxima vez que oigáis el término agujetas sepáis bien lo que es y sobre todo, lo que no es.

You Might Also Like

0 comentarios

Ahora te toca opinar, queremos escucharte!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe