Pre Maratón de Madrid 2016

8:00


Se acerca, se siente... el Maratón de Madrid ya está aquí. 
Y como ya es tradición, aquí tenéis a uno, que volverá a correr esos 42K



Desde bien pequeño veía en la televisión las competiciones de Maratón y me parecía algo simplemente increíble. Veía a aquellos "bichos" correr durante 42 km, dejándose la piel en cada zancada, peleando por bajar una décima el crono. Claro que por aquel entonces, hablamos de mis 13 años aproximadamente; yo no sabía lo que era prácticamente, ni una pulsación. Y así pasó, que al estudiar atletismo puro y duro y rendimiento físico, me di cuenta de que eso era lo que me pensaba por aquel entonces: increíble. Me prometí a mi mismo, que algún día yo seria uno de esos "bichos". Mi pretensión siempre había sido estrenarme en Nueva York, y para ello me preparaba cada año, iluso de mi, pensando que me iba a tocar el ansiado sorteo que aun a día de hoy, jamás me ha tocado. Sigo intentándolo :)


Hace 4 años, me estrené en Madrid. Y cada año que corro, aprendo algo nuevo. Siempre he pensado que los entrenamientos están muy bien, pero la mejor manera de preparar un maratón, es corriéndolo, así de simple. La teoría está muy bien, y está para aplicarse, pero al tratarse de esta distancia, no podemos saber con ningún plan de entrenamiento cómo nos vamos a encontrar en el kilómetro 30 o en el 40. Por ello, cada maratón, es un momento para aprender y retener aquellas cosas en las que hemos fallado y en las que se puede mejorar. Y de eso os voy a hablar hoy, de esas cosas que a mí, con mis características, me han servido para disfrutar esta distancia y querer más. Así que tomadlo como orientación y no como biblia por favor, cada cuerpo es un mundo.


En primer lugar, es tremendamente necesario, saber que eres capaz de correr esta distancia con total seguridad. Los dos últimos fallecidos en Castellón, no hacen sino ponernos en aviso sobre esto. A título personal creo que sería muy conveniente, obligar a todas las personas que quieran correr distancias tan importantes, presentar un certificado médico que corrobore que es apto para ello. En Francia por ejemplo es obligatorio y no entorpece para nada que alguien corra. Todo lo contrario, ayuda a prevenir problemas.
Dicho esto, se supone que todos hemos llevado un planning acorde a nuestros objetivos. El mío, honestamente, no es muy ambicioso. Únicamente busco completar la carrera, disfrutándola y bajando de las 4 horas. No veo necesario e incluso, no entiendo la necesidad de forzar la máquina por hacer un tiempo u otro, jugándote el tipo por ninguna recompensa, más allá de una medalla de finisher que le van a dar al que ha terminado media hora antes que tu o una hora después. Con esto, ¿pretendo decir que no hay que darlo todo? NO. 
Con esto quiero decir, que hay que correr con cabeza, que luego vienen las consecuencias. El extralimitarse trae problemas. Siempre. En algún momento, me he extralimitado en alguna carrera, llegando a los 38' en un 10k y no me ha producido más satisfacción que hacerlo en 45'.
En cualquier caso, como decía, todos hemos preparado la carrera. Los deberes están ya hechos y toca una semana previa, en la que hay que darle más a la cabeza y al estomago, que a la zapatilla; esta ya tiene rodaje suficiente y está lista para los 42K.



En lo que refiera a la carrera, para mi, el mejor consejo que os puedo dar, es que lleguéis con las piernas lo más frescas y descargadas posible. Corred 3 días, por ejemplo Lunes, Miércoles y Jueves, con un volumen descendente. 8 km, 6 km y 4 km seria un buen trabajo, o al menos a mi es lo que me funciona. El resto de días no hace falta que descanses, puedes trabajar el tren superior en el gimnasio. 
Pero ningún trabajo anaeróbico del tren inferior. Ya habrá tiempo. Eso si, todos los días dedica 20' a estirar bien toda la musculatura, pues créeme que en 42 km la vas a a contraer unas poquitas veces.. No olvido la importancia que tiene para mi en particular, el sueño. Estar descansado más de la cuenta los días previos, le va a dar una frescura a tu sistema nervioso que vas a agradecer.

En cuanto a alimentación, lo que debemos hacer es reducir los alimentos en fibra esa semana y no hacer grandes cargas de hidratos hasta el viernes, cuando debemos subir los hidratos y reducir grasas y proteinas. Consumir más hidratos a lo loco desde una semana antes seguro que nos va a hacer más pesados, y eso a un maratoniano no es lo que mas le interesa, os lo puedo asegurar... Por lo tanto, no hagamos experimentos y alimentaos de manera normal hasta un par de días o tres antes de la carrera. Llegados esos dos o tres días previos, tiraos a la pasta, arroz, cereales, fruta...en este sentido, para mi la cena antes de la carrera es de una gran importancia, sobre todo desde el punto de vista psicológico. Yo siempre opto por una pizza casera. Me pone bien a tono. Normalmente nos dicen qué debemos desayunar el día de carrera, pero ese día, no estamos con el estomago abierto a una buena carga, lógico por los nervios "pre". Aún así es importante desayunar al menos 3 horas antes de la carrera. Y sin experimentos, siempre alimentos que sepamos cómo nos sientan. Yo siempre me lanzo a por un plátano, una tostada de nutella y un puñado de frutos secos.
Llegados a este punto, creo que la hidratación merece un capítulo a parte, motivo por el cual no la he tratado aún. Elemento absolutamente capital, estar bien hidratos puede suponer la diferencia entre irte a casa con o sin medalla. Así de real es su importancia. A mi juicio, más que la alimentación. Durante la semana de antes, 2-3 litros de agua son obligados, amén de que desde 3 días antes deberías consumir una bebida isotonica al día, si es posible de la marca que te van a dar en avituallamiento, del que luego hablaremos. Y desde que te levantes, es muy conveniente agarrarte una botella de isotónica e irte tomándola a sorbos hasta la carrera. Y muy importante, y hay que hablar de ello, es muy conveniente visitar al señor "roca" antes de la carrera. Creedme, muy conveniente...
En carrera, es importante estar siempre bien hidratado y con glucosa en sangre. A mi, por ejemplo me sirve muy bien beber agua desde el km 5, y a partir del 10 agarrar una botella de isotónica e ir bebiéndolas a pequeños sorbos hasta el final de carrera. Y desde el kilómetro 10, un buen gel cada 10 km (gel que has probado antes, se entiende). Comida sólida depende de cada uno, a mi la verdad es que tomarme un plátano no es algo que me haga gracia después de 30 km, mas si están duros como estacas como suelen dar en las carreras. Me descompensa muchísimo la respiración y no me hace mejor efecto que un buen gel.
Me gustaría hablar en este punto del temido "muro", ese kilómetro 30 en el que la gente parece que se tiene que desplomar como en una película de ciencia ficción. Eso no existe, salvo que vayáis con una preparación horrible o/y os extralimitéis hasta un punto muy "Gore". En muchos años jamás lo he visto, la gente va perfectamente, los que van a 4 min / km y los que van a 6:30 min/km. Es mas un mito que otra cosa.

Y por lo demás, sentido común y no dejarse llevar por lo que vemos a la muchedumbre. Sentido común refiero, a no estrenar ropa ese día, a no beber ni comer nada a lo que estemos acostumbrados, no estar el día de antes todo el día caminando, etc. Y con no dejarse llevar por la muchedumbre, nos referimos a esa sensación que se suele dar cuando ves a todo el mundo el día de carrera, perfectamente equipados, con todos sus gadgets y prendas de no sé qué, que te hacen sentir que tú no te has preparado lo suficiente. No señor, tú lo has preparado perfectamente y tienes tus propias rutinas y manías. 
Yo por ejemplo odio correr esas distancias en tirantes y me agobia la gente que antes de 42 km gasta energía calentando...  Pero allá cada uno, mi objetivo es el que es y voy perfectamente preparado para él.
Esperamos veros allí a todos, y que tengáis una carrera sin problemas. Cada uno se motiva como quiere y tiene sus trucos. Yo, pensaré que en el kilómetro 20 me encuentro con Eli y se hace la segunda mitad del recorrido como mi gran escudera.
Eso, y en el helado después :)

Creo que esta esta carrera, es más mental que física y es lo que me ha dado la experiencia
Y la experiencia me ha enseñado cómo ganarle la batalla a la mente. 
Por ello cierro este post volviendo a mi reflexión inicial que espero que os sirva a todos:
No hay mejor manera de preparar un Maratón que simplemente... corriéndolo.




You Might Also Like

0 comentarios

Ahora te toca opinar, queremos escucharte!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe